PORTADA | CLASIFICADOS | TARIFAS | ARCHIVO | EDICIONES IMPRESAS | FECHAS | PIZARRA | RSS | AGENDA | CONTACTO
Año 12 - Edición Digital - Martes 23 de Octubre de 2018 - Rincón de los Sauces - Neuquén - Patagonia - Argentina
Sociedad | Deportes | Cultura | Policiales | Política | Gremiales | Salud | Humor | Historia | Opinión | Correo Lectores | Editorial
SOCIEDAD   lunes | 05-03-2018 | 07:07
Alta médica para Bautista, el bebé despedido por una camioneta

La familia Sabino regresaba de Mendoza a Rincón de los Sauces, cuando la Ford Ranger sufrió un desperfecto mecánico a unos 15 kilómetros de Algarrobo del Águila y el pequeño fue despedido y sufrió heridas de consideración.

El bebé que fue despedido en un vuelco en cercanías de Algarrobo del Águila y salvó su vida recuperó el alta médica el sábado 4 de marzo. Había sufrido quebradura de fémur y quedó a unos 15 metros de la camioneta donde estaba atrapado el resto de su familia.

La familia Sabino regresaba de Mendoza, de donde son oriundos, con destino a Rincón de los Sauces, Neuquén. La Ford Ranger sufrió un desperfecto mecánico en la curva de la Barda, a unos 15 kilómetros de Algarrobo, sobre la Ruta Nacional 151. El vuelco ocurrió por la tarde y casi les cuesta la vida.

Raúl Sabino relató al portal Infohuella los segundos que duró el vuelco, pero que parecieron una eternidad: “Se rompió el palier y salió con rueda y todo. Cuando pierdo el control y vuelco casi nos choca un camión. Quedamos atrapados en la camioneta con las ruedas hacia arriba”.

Luego de dar al menos dos tumbos, la camioneta se detiene. “Rompo un vidrio y salgo. Primero saco a la nena más chica, luego la de 14 y después a mi esposa. Faltaba el bebé”, cuenta Raúl. Hace una pausa y retoma el relato, como suplicando que nadie le cambie el final. La camioneta estaba con las ruedas hacia arriba, había sacado con vida a sus dos hijas y a su esposa, pero faltaba Bautista Leonel, el bebé de tan solo 11 meses. La camioneta lo despidió en el primer tumbo, de los más de dos que dio la Ford Ranger tras el brusco vuelco.

“Miro para atrás, lo busco. El camionero que casi chocamos se baja a ayudar. Él es el primero que lo ve como a unos 15 metros de donde quedó la camioneta. Lo escucha llorar. Cuando lo voy a levantar, como tiene once meses y no camina aún, estaba en posición de gateo”, detalló el papá.

Consultado sobre lo sucedido, el padre manifestó: “hay un Dios muy grande. Que hay un Dios muy grande, hermano”, precisó. (Foto: Infohuella)
(20180305070701) | Tiempo de lectura 01:53 (380 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Creación del sitio 25/5/2007 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2018 - Tiempo: 0.0350 segundos. (7k)