PORTADA | CLASIFICADOS | TARIFAS | ARCHIVO | EDICIONES IMPRESAS | FECHAS | PIZARRA | RSS | AGENDA | CONTACTO
Año 12 - Edición Digital - Miércoles 18 de Julio de 2018 - Rincón de los Sauces - Neuquén - Patagonia - Argentina
Sociedad | Deportes | Cultura | Policiales | Política | Gremiales | Salud | Humor | Historia | Opinión | Correo Lectores | Editorial
SOCIEDAD   lunes | 08-01-2018 | 08:16
Difunden recomendaciones para cuidarse de las altas temperaturas

Es fundamental mantenerse bien hidratado y alimentarse adecuadamente, como así también evitar la exposición al sol entre las 10 y las 16.

Desde la dirección provincial de Defensa Civil, y de acuerdo con lo pronosticado por la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC), se informó que a partir de esta semana se registrará un cambio de las condiciones en el estado del tiempo con un marcado ascenso de las temperaturas que, en algunos puntos, superarán los 35 grados.

Sobre las localidades cordilleranas (San Martín de los Andes, Aluminé, Caviahue, entre otras), se precisó que se esperan períodos cálidos a calurosos con temperaturas máximas en torno a los 30 grados.

Por este motivo, desde el ministerio de Salud de la provincia se difundieron algunas recomendaciones para protegerse del sol, entre ellas tomar mucha agua y alimentarse adecuadamente.

Desde la cartera explicaron que para protegerse del sol es fundamental no exponerse entre las 10 y las 16. Durante el resto de la jornada, utilizar cremas protectoras; gorras o pañuelos para resguardar cabeza, ojos y orejas y ropa clara y fresca.

Pero además, recordaron que es fundamental cuidarse de la radiación solar durante todo el año, ya que los rayos ultravioletas también afectan en los días nublados y de poca luminosidad.

Se debe tener presente que los rayos solares se reflejan en el agua y la arena, por lo que es imprescindible contar con la protección adecuada. En cuanto a las cremas protectoras, desde la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) recomiendan aplicar las cremas 30 minutos antes de exponerse al sol y renovar la aplicación del producto para mantener su efectividad, luego de: dos horas de exposición continua al sol, nadar, secarse con toalla después de practicar deportes o al salir del agua, hacer ejercicios físicos y transpirar en exceso.

Evitar la deshidratación

Para evitar la deshidratación se aconseja consumir abundante agua fresca e incluir una botella con agua en cada salida y/o actividad al aire libre, son claves para esta época del año. Evitar consumir bebidas alcohólicas o con cafeína (gaseosas, té, café). Para los bebés, es muy favorable aumentar la frecuencia de la lactancia materna.

En cuanto a la alimentación se recomienda lavar y desinfectar frutas y verduras, evitar la contaminación cruzada, prestar especial atención al vencimiento de los productos de origen animal y respetar la cadena de frío.

También es importante saber reconocer un golpe de calor. Algunos de los síntomas de este, son temperatura corporal elevada, aceleración del pulso, dolor de cabeza, piel enrojecida, caliente y seca (sin sudor). Los mareos y náuseas son signos que pueden indicar un golpe de calor.

Si se observa alguno de estos cuadros se debe solicitar ayuda médica inmediata e implementar las siguientes acciones: llevar al afectado a un lugar fresco y a la sombra, y comenzar a enfriarle el cuerpo con agua para bajar la temperatura.

Para activar el sistema de emergencias médicas, en caso de necesidad, se deben comunicar al teléfono gratuito 107 y reportar la situación.

Cuidar la salud al disfrutar del aire libre

Además, desde el ministerio de Salud se recordó que el uso de aguas recreativas y las actividades al aire libre implican algunos riesgos para la salud, por lo que es importante prevenir complicaciones.

Desde la dirección de Epidemiología de la dirección provincial de Salud indicaron que se pueden presentar distintas situaciones, desde irritación y/o infección ocular, irritación en la piel y/o quemaduras por sol, picaduras de insectos, lesiones por elementos corto-punzantes (latas, vidrios), inhalación, ahogamiento e ingesta involuntaria de agua.

Se recomienda hacer uso de aguas recreativas habilitadas por la autoridad competente. Además, es necesario minimizar la exposición a situaciones de riesgo mediante acciones preventivas y de educación.

Siempre que se esté al aire libre hay que tener en cuenta el horario de exposición al sol y el uso de protector solar; la colocación de repelentes para insectos; el uso de vestimentas adecuadas (colores claros y telas livianas, y chalecos salvavidas y cascos en los casos que se requiera).

Se deben elegir áreas permitidas, recolectar los residuos generados y sólo prender fuego en lugares habilitados, asegurándose que quede bien apagado al retirarse.

En relación con el agua, se recomienda a padres y adultos tener especial cuidado con los niños y supervisarlos, incluso en piletas de plástico o lona, y fuentones y tachos con escasos centímetros de agua.

Antes de zambullirse hay que verificar la profundidad del espejo de agua, como así también que no haya objetos o personas con las que se pueda golpear.

También se sugiere evitar el consumo excesivo de alcohol y las comidas copiosas antes de ingresar al agua.

Ante cualquier emergencia médica comunicarse al número teléfono gratuito 107.
(20180108081601) | Tiempo de lectura 03:56 (787 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   

Acceso
Creación del sitio 25/5/2007 - Desarrollado por Editorial Patagonia Activa ® 2003-2018 - Tiempo: 0.0353 segundos. (7k)